Ghalilio Honey

Qué es la Miel Cruda?

Tradicionalmente se ha considerado a la miel como un producto 100% natural y saludable para el organismo. Pero hoy en día cada vez es más difícil adquirir miel pura de calidad que no haya sido procesada. La gran mayoría de mieles que podemos encontrar en los supermercados han sido tratadas mediante diversos procesos industriales que acaban con muchos de los antioxidantes y bacterias benignas presentes de manera natural en la miel cruda.

La miel de abeja en su estado natural es un alimento vivo. La miel que no ha sufrido ningún proceso de transformación desde que se recolecta del panal hasta que se envasa para su consumo es la que se denomina miel cruda. Una miel que se saborea en su forma más pura, tal y como se encuentra en la naturaleza. Un auténtico bocado de gourmet.

Aunque técnicamente, la definición de miel cruda engloba a todo tipo de miel de abeja que no ha sido pasteurizada.

La pasteurización es el principal proceso industrial al que someten a la mayoría de las mieles procesadas. Consiste en calentarla a altas temperaturas (alrededor de 70º centígrados) para a continuación volverla a enfriar rápidamente. La pasterización convierte a la miel en un producto mucho más manejable para la industria y práctico para el consumidor, a costa de reducir la riqueza enzimática de la miel, que es la verdadera garantía de un procesado artesanal y el fundamento de la acción bacteriostática de la misma. Además, la miel pasteurizada pierde gran parte de los delicados aromas que le otorgan sus componentes volátiles, ya que con las elevadas temperaturas éstos se pierden.

Conviene en este punto indicar que a diferencia de otros alimentos, la miel no necesita ser pasteurizada porque por su propia naturaleza es antimicótica y antibacteriana. Es extremadamente difícil que algo crezca y se multiplique en el interior de la miel mientras los niveles de humedad del producto permanezcan dentro de la normalidad. Esta es una de las razones por las que la miel es excelente como cicatrizante de heridas y como un antibiótico natural y eficaz.

En conclusión, podemos decir que la miel cruda:

  • No debe haber sido pasteurizada.
  • No debe haber sido filtrada de forma industrial.
  • No debe haber sufrido ningún tipo de proceso que altere sus propiedades naturales.

 

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat